Las compensaciones de carbono agrícola y la Alianza de Agoro Carbon

ST: ¿Qué son las compensaciones de carbono agrícola y cómo está mejorando el mercadoAgoro Carbon Alliance?

El desafío climático es ya una parte consolidada de las empresas y un tema de primer orden en el discurso social y económico.

Aproximadamente unos 200 países han llegado a la conclusión de que el mundo necesita urgentemente reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y alcanzar las emisiones netas cero a mediados de este siglo, cuando las emisiones totales de gases de efecto invernadero deberían equilibrarse con sumideros de carbono.

En Glasgow, el pasado mes de noviembre, estos países también llegaron a un acuerdo sobre cómo pueden cooperar para aprovechar la financiación del clima y los mercados de carbono para lograr ese objetivo cero neto.

La atención se centra ahora en garantizar que las empresas dispongan de las herramientas necesarias para alcanzar estos objetivos, y entre estas herramientas se encuentran las compensaciones de carbono: reducciones de emisiones que permiten la descarbonización sin efectos económicos negativos.

¿Qué son las compensaciones de carbono?

Las compensaciones son reducciones o absorciones verificadas de emisiones de gases de efecto invernadero realizadas en un lugar, que compensan las emisiones realizadas en otro lugar. Por ejemplo, las personas que viajan en avión pueden comprar compensaciones para reducir, o «compensar» la huella de carbono de sus vuelos.

Las compensaciones se crean siguiendo estrictas normas científicas y medioambientales. Las compensaciones de carbono deben ser verificables y permanentes, y solo deben hacerse económicamente viables a través de la inversión climática; si se produce una reducción del carbono como parte de las actividades habituales, entonces no se puede considerar como una reducción que pueda compensar las emisiones en otro lugar.

Cuando un comprador desea compensar permanentemente su huella de carbono, debe retiraro cancelar, compensaciones para que coincidan con sus emisiones. En ese caso, las compensaciones cumplen su propósito medioambiental y renuncian a su valor económico, de modo que cada compensación solo se contabiliza una vez.

¿De dónde proceden las compensaciones de carbono?

Existen cientos de formas diferentes de generar compensaciones de carbono, que van desde la sustitución de la generación de electricidad generada a partir de combustibles fósiles por fuentes de energía renovables como la eólica o la solar, hasta el almacenamiento de dióxido de carbono en el suelo mediante métodos agrícolas específicos.

Muchas compensaciones de carbono se generan a partir de proyectos que sustituyen el uso de energía fósil por fuentes de energía renovables o mejoran la eficiencia energética.

Otros pretenden capturar potentes gases de efecto invernadero como el metano o los gases industriales, proteger las zonas boscosas o restaurar los bosques preexistentes.

Todos los proyectos de compensación por separado siguen una metodología establecida que regula cómo se generan las reducciones de emisiones y cómo se contabilizan. Organizaciones independientes de normalización mantienen estas metodologías que están supeditadas a revisión constante.

Para calcular la cantidad de compensaciones generadas hay que establecer una base de referencia de las emisiones que se producirían sin el proyecto y, a continuación, calcular las emisiones con el proyecto en funcionamiento. La diferencia representa la cantidad de CO2 que se ha reducido o eliminado gracias a las actividades del proyecto.

Las compensaciones, cada una de las cuales representa una tonelada de CO2 reducida, se entregan al proyecto después de que las reducciones hayan sido verificadas y aprobadas de forma independiente.

¿Qué son las compensaciones de carbono de la agricultura?

Las compensaciones agrícolas se generan mediante cambios en las prácticas agrícolas que permiten almacenar carbono en el suelo como forma estabilizada de carbono orgánico o materia orgánica.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático calcula que «hasta el 20 % de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero proceden de la agricultura, la silvicultura y el cambio de uso de la tierra».

Esto equivale a aproximadamente una quinta parte de las emisiones antropógenicas de gases de efecto invernadero y crea una enorme oportunidad para que la agricultura y la gestión de la tierra contribuyan a los objetivos climáticos y generen ingresos adicionales para los agricultores.

La oportunidad de eliminar el carbono en la agricultura es inmensa.

Las plantas son un conocido almacén del dióxido de carbono, que se absorbe como parte del proceso de la fotosíntesis. El propio suelo se compone en parte de residuos de cultivos descompuestos, pero cuando se labra para la producción de cultivos, se altera y libera ese dióxido de carbono de nuevo a la atmósfera.

Si se cambian las prácticas de siembra para minimizar la alteración del suelo, el carbono permanece encerrado en él. El cambio en la práctica agrícola de la labranza convencional a la labranza cero o a la labranza reducida genera el carbono orgánico del suelo en el suelo que puede medirse y expresarse en compensaciones de carbono.

Hay una gran variedad de tipos de proyectos agrícolas y de compensación de terrenos, que van desde la siembra directa hasta la restauración de riberas o la integración de cultivos con el ganado.

Otros métodos son la gestión de la eficiencia en el uso del nitrógeno para reducir sus emisiones, la plantación de cultivos de cobertura para proteger mejor el suelo, la gestión del estiércol y los piensos para reducir las emisiones de metano y el uso de pastos de alto rendimiento para secuestrar carbono.

Además de ayudar a almacenar el dióxido de carbono, estas prácticas también contribuyen a mejorar la biodiversidad, aumentan la capacidad del suelo para almacenar humedad y nutrientes y mejoran la resistencia de la tierra a los fenómenos meteorológicos extremos.

También aportan eficiencia a las operaciones agrícolas. Mayores rendimientos, menos insumos, mejor fertilidad y estructura del suelo son resultados positivos para las explotaciones agrícolas, al tiempo que abren a los agricultores una nueva vía de ingresos gracias a las compensaciones de carbono.

El modelo Agoro Carbon Alliance:

Agoro Carbon Alliance trabaja para reunir a los agricultores que están interesados en la transición de la agricultura tradicional a la agricultura regenerativa inteligente en materia de carbono, así como a los socios que están interesados en la obtención de compensaciones de carbono de alta calidad.

Contamos con el apoyo de Yara, una de las principales empresas de nutrición agrícola del mundo con más de 100 años de experiencia, y aprovechamos su experiencia para mejorar nuestras prácticas de cultivo del carbono.

Para los agricultores, Agoro Carbon aporta el conocimiento y la comprensión de las técnicas y tecnologías más recientes para ayudarles en la transición a métodos con bajo contenido de carbono.

Como desarrolladores de proyectos, conocemos en gran profundidad las metodologías de los proyectos de carbono, cómo supervisar y verificar las reducciones de emisiones para satisfacer los requisitos de las normas de carbono y lograr la generación de compensaciones de carbono.

También entendemos cómo funcionan los mercados de carbono; después del reciente acuerdo de la ONU sobre un marco para el comercio internacional de carbono, prevemos un fuerte crecimiento en la demanda de compensaciones basadas en el suelo por parte de las empresas, pero también de los gobiernos. Estamos bien informados y dispuestos a compartir lo que sabemos.

Agoro Carbon se sitúa en el centro de esta importante y emocionante nueva iniciativa; con nuestra atención hacia la agricultura nos aseguramos de que estemos bien situados para actuar como un socio de confianza para los agricultores y las empresas agrícolas de todo el mundo que quieren contribuir al desafío de hacer retroceder el cambio climático.

Para obtener más información sobre Agoro Carbon Alliance y nuestros programas, escríbanos a info@agorocarbon.com o visite nuestro sitio web en www.agorocarbonalliance.com.